CASTAR GALLOS DE COMBATE


Todos los que nos consideramos “Criadores de Gallos” asumimos un reto cuando iniciamos esta extraordinaria aventura. Un criador de gallos no está en busca del gallo extraordinario o el gallo campeón, ese no es el objetivo de un criador,

.

CASTAR GALLOS DE COMBATE

(Arte, Ciencia y Paciencia)

Todos los que nos consideramos “Criadores de Gallos” asumimos un reto cuando iniciamos esta extraordinaria aventura. Un criador de gallos no está en busca del gallo extraordinario o el gallo campeón, ese no es el objetivo de un criador, eso lo puede lograr cualquier persona que tiene gallos de pelea (no es fácil, pero hasta el azar puede sumarse para obtenerlo).

El reto de un criador de gallos, es el de crear una línea propia de gallos, ese es el gran reto de quien se inserta en esta aventura de criar gallos, una línea que responda a las características y criterios que el criador desea que se muestre en el ruedo de combate, eso significa que todos sus gallos que salen a pelear responden a dichas características, de tal manera que cuando un aficionado ve a dichos gallos, sabe de quien son. Es por ello el elevado concepto de lo que es SER un criador de gallos, que es muy distinto a un jugador de gallos; ya en los años actuales, cada vez es más difícil encontrar a criadores de gallos que trabajen en crear una “Línea de gallos”, la defiendan y se identifiquen con ella.

Hace poco tiempo, acaba de partir una de los más antiguos y fieles exponentes de lo que es ser un criador de gallos (Don Oscar Cañedo Valle), que jugó toda su vida identificado a su línea de gallos (con predominancia de sangre cubana), donde era muy fácil reconocer a sus gallos carmelos ganadores. En la actualidad existen aún aquellos "criadores modernos", que son fieles a su línea de gallos, entre ellos podemos identificar al galpón Sauces (con sus gallinos fuertes y de juego) y el galpón Eucaliptos (con sus ajisecos alargados y muy acertados), así mismo están los galpones Ninja, San Simón, Veneno (con su sangre panameña), entre otros.

ARTE

El criador de gallos, primero tiene que tener en su mente el tipo de gallos con el que considera puede ser competitivo, tiene que visualizar el tipo de gallos que quiere que lo representen en la cancha, tanto desde las características genotípicas (raza, juego, acierto, fuerza, resistencia, rapidez, etc.) como fenotípicas (color de pluma, ojos, patas, espuela; estatura, tipo de cañas, alas, etc.). De aquí se desprende la frase “Para lograr el gallo que quieres ver en cancha, primero lo tienes que ver en tu mente”, eso requiere tener mucha visión y pasión por los gallos de pelea.

CIENCIA

Lograr plasmar esa línea que creaste en tu mente en la cancha, requiere de mucho conocimiento no sólo de las características de las razas de combate, sino especialmente sobre genética de aves de combate, hay que leer mucho y tener práctica para llevarlo a cabo; tal como menciona Martín Peralta en una de sus entrevistas, "castar gallos no se trata de cruzar un gallo bueno con una gallina buena"; se requiere de mucha prueba y error para lograr ese tipo de ave que deseas. Criar gallos requiere de mucho conocimiento, observación y orden en la crianza, para identificar las características que estás buscando.

PACIENCIA

Este es uno de los puntos más complejos, puesto que puedes dedicarte toda tu vida a la crianza de gallos y aún no tener la línea deseada; criar gallos no es para los apurados que ya quieren ver ganar sus gallos en cancha, el criador no sólo busca que su gallo gane, sino que pelee de la forma que deseó. Criar gallos es disfrutar del proceso de criar, más que del resultado de una pelea, es saber esperar por el resultado que estás trabajando en tu crianza. Criar gallos no es producir gallos en serie, es hacerlo en serio.

No hay mayor felicidad para un criador, cuando sus aves responden a lo que tú diseñaste, puesto que para criar, primero hay que ceer.

Ricardo Valle Niebuhr

298 Galleros(as) Vieron Esto